Ni decente ni honorable: Meade con AMLO

Pareciera que muchos y muchas votantes de Andrés Manuel, hoy en día, pasaron de dar un voto a formar una secta: cualquier indicio de crítica es reprochado, cualquier momento de indefinición es cuestionado, cualquier punto de divergencia es clausurado.

Después  de cada palabra del redentor moral, en bandada surgen los anónimos a defender cualquier palabra, cualquier decisión o cualquier expresión del próximo presidente de la República, aunque  este salga a defender a Meade, sí, a ese señor que estuvo como Secretario de Hacienda, dictando una política económica que es muy clara: la mayoría de los mexicanos ganan hasta cerca de 13 mil pesos, mientras que el resto, se lo quedan muy pocos, ganándolo casi todo.

Eso no es ni honorable ni decente, así como tampoco lo fue la estafa maestra; o su política económica, o su priismo tácito. Pero a este respecto algo resulta incuestionable, la cultura política del priismo sigue vigente y no se acabará de un plumazo, al contrario , todos aquellos que se portan  como en la sinagoga defendiendo a capa y espada momentos deplorables de la vida nacional solo porque lo pronuncia Andrés Manuel, no hacen más que resaltar su corazoncito priista.

Sin lugar a dudas, el ethos priista es nuestro particular fascismo que nos orilla a la superioridad moral para denostar y clausurar a la diferencia, a los anormales, a los que no están siempre de acuerdo, a los que no confían en la moral o no creen en ídolos, dioses o redentores.

Imagen: Commons

EP

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s